martes, 17 de abril de 2012

XVI Jornada Vinícola y Gastronómica de Frailes

Lleno total del recinto ferial.

En esta primera entrada dedicada a la XVI jornada Vinícola y Gastronómica de Frailes nos vamos a centrar en el día 14, al medio día, en el recinto ferial.


Todo estaba mas que preparado desde el día de antes; las mesas y las sillas colocadas, parte de los laterales del recinto cubiertos, al igual que la zona de los fogones, para proteger de la lluvia que a esas alturas todo el mundo se barruntaba.
  
Tarde del día 13 de Abril






Eran las 13 horas y la gente empezaba a llegar, algunos de la conferencia, otros de sus casas y un buen grupo de forasteros intentaban aparcar por las calles del pueblo, eso sí, todos paraguas en mano, ya que por suerte, como todo el mundo esperaba, la lluvia estuvo muy presente durante todo el día.

Justo antes de la comida, y para amenizar la espera, la asociación De Puente a Puente represento una obra teatral llamada "Frailes, arriba y abajo", mientras tanto los casi 50 camareros empezaron a repartir los mas de 600 platos de fiambres y queso a los 2000 asistentes a la jornada.



Dos de las ollas de "olla podrida".

Tras terminar la obra teatral la olla podrida estaba lista para servir, y así, en cuestión de 20 minutos, las siete ollas industriales llenas de un puñadito de habichuelas, otro puñadito de garbanzos,  unos cuantos cascos de patata y una pizca de unos cuantos  ingredientes mas, empezaban a estar vacías, al contrario que los asistentes, que empezaban a verse llenos.




Aun así, y a pesar de estar ya bastante satisfechos y bien regados por los caldos del terreno, se hizo un pequeño esfuerzo más, ya que aun había que rematar la jornada con una buena ración de costillas y panceta de cerdo perfumada con hierbas aromáticas de la zona y con una ración de dulces típicos, tales como nochebuenos, roscos y pestiños.

Tras terminar de comer, y como viene siendo costumbre, se entregó un regalo de cerámica a todos los asistentes dando por terminada la jornada, aunque las calles y bares de Frailes estuvieron desbordados durante el resto del día.

Obsequio entregado al final de la jornada a los asistentes.

Mientras la gente comía y bebía, el agua no paraba de caer, y tanto cayó que inundó el cauce seco de nuestro río, aquí os dejamos la fotografía del momento justo en que el río volvía a la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada